la güeb de juan carlos vidaller
güeblog
educación
profesional
fotos
cine
links
varios
alataza

powered by Google

Archivo de December de 2004

inocencia

Monday, 27 de December de 2004

- ¿Me puede decir el autor de esta foto?

- Es simpática, ¿eh?

- ¿Simpática? Es genial. Creo que es una de las mejores fotos que he visto en mucho tiempo. No pensaba que la fotografía europea hubiera alcanzado este nivel. El encuadre es perfecto, la iluminación es algo rocambolesca, pero le da una textura al contraste de colores que no tienen el resto de fotos de la exposición. Aquí pone que se llama “inocencia”, pero podría haber imaginado que éste era su nombre sin necesidad de leerlo.

- Pues es de Pascal Letroix.

- ¿Letroix? No podía ser otro. Había oído hablar de él, incluso había visto algunas de sus instantáneas cuando estuve en Francia.

- No creo… Usted habrá oído hablar de su padre, de Ricard Letroix.

- Está usted en lo cierto. Mi cabeza ya no da para más… ¿Es de su hijo? Pues tiene un futuro muy prometedor.

- ¿Un futuro muy prometedor? Como que la hizo un día que le robó la cámara a su padre cuando tenía tres años.

QUEridO PaPá NOEL (y 2)

Thursday, 23 de December de 2004

QUEridO PaPá NOEL

Wednesday, 22 de December de 2004

vida dual

Tuesday, 21 de December de 2004

Pensareis que estoy loco, y puede que estéis en lo cierto –incluso yo mismo lo pensé durante una temporada–, pero creo que todo es demasiado real para ser provocado por la locura. El hecho es que cada noche, cuando me acuesto y logro conciliar el sueño, me despierto en otro lugar, supongo que en un mundo paralelo, en el cuerpo de otra persona. Su vida no es tan diferente a la mía, trabajamos en temas diferentes, pero tenemos una edad similar, los dos estamos casados y los dos tenemos hijos (yo un niño y una niña y él dos niñas preciosas). De todas maneras, al principio, el hecho de entrar en su monotonía cada noche me servía como válvula de escape para salir de la mía y levantarme cada mañana con ánimos suficientes como para afrontar el resto del día.

Pronto todo aquello se volvió pesadilla. Aunque pueda parecer lo contrario, después de varios meses sin poder dormir (o por lo menos, tal y como lo hacía antes), no me despierto cansado físicamente, pero mi agotamiento mental empieza a ser palpable y evidente. Mi cabeza no puede compaginar esa doble vida y, pese a que no quería pensar en ello, lo que me está pasando no es normal. Así que hace unos días decidí que tenía que terminar con todo aquello.

Pensé en buscarme a mí mismo en la otra vida y viceversa, sin saber qué podía solucionar, pero no hubo éxito, no había ni rastro de mi otro yo ni de nadie vinculado a mí. También intenté no dormir. Aguanté hasta dos o tres días sin pegar ojo, pero en cuanto mis párpados se cerraban me despertaba junto a mi otra mujer o donde lo hubiera dejado. También intenté todo lo contrario, dormir una o dos horas, pero, aunque en mi mundo sólo transcurría ese fragmento de tiempo, cuando despertaba en el otro pasaban las horas necesarias hasta que me dormía.

He llegado a la conclusión que la única manera de que esto termine es matando una de las dos vidas. No sé si servirá de algo, si podré vivir con eso en la conciencia de la otra si finalmente funciona, ni si debo dejarme llevar por mi egoísmo y abandonar a mi esposa y a mis hijas después de los meses que hemos pasado juntos, pero lo he meditado mucho y he decidido cortar por lo sano. En cuanto termine estas líneas voy a suicidarme con la intención de no volver. A partir de entonces ya no habrá vuelta atrás.

¿te has planteado alguna vez diseñar tu propio papel higiénico?

Tuesday, 21 de December de 2004

Aunque tengo ideas muy descabelladas, tengo que confesar que todavía no se me había ocurrido hacer algo así. De todas maneras, os lo pregunto porque al ir a definir en las preferencias del GIMP qué dimensiones quiero que tengan las imágenes nuevas que creo, he visto la opción de utilizar como patrón uno titulado toilet paper. Curioso, ¿no? Porque práctico…

quiero dormir un poquito más…

Wednesday, 15 de December de 2004

¿Cuántas veces habremos pensado eso cuando nos suena el despertador? ¿Cuántas veces nos hubiera gustado saber cuánto tiempo podría seguir durmiendo sin tener que llegar tarde al trabajo? Normalmente nos hacemos nuestros cálculos y tal, pero de una manera empírica y, si me apuras, hasta intuitiva. De todas maneras… ¿Qué me dirías si te dijera que hay un reloj despertador que podría ayudarte a ajustar todavía más tu hora de llegada al trabajo o a alguna cita mañanera? Seguramente, que estoy loco. Pues no te discutiré lo de si estoy loco o no, pero lo que si te diré es que si existe ese reloj (o por lo menos eso nos cuenta Enrique Dans en su weblog, que no he contrastado la información).

Se ha hecho un reloj que se conecta a internet, hace un estudio de la ruta que sigues para llegar a tu trabajo y, según el estado del tráfico, suena unos minutos antes o más tarde. Genial, ¿no?

Aunque… Ahora que pienso… yo no voy en coche a trabajar… Me cagüen

Ha llegado el Quitomzilla

Tuesday, 14 de December de 2004

¿Alguien ha dejado de fumar? ¿Alguien se lo está planteado? ¿Estáis cansados de libros y métodos obsoletos? Atrévete a dar el salto a una vida sana y utiliza el Quitomzilla. ¿Cómo? ¿Que no sabes qué es el Quitomzilla? Pues es una extensión para el Mozilla, Thunderbird y Firefox con alguna de las funcionalidades del Quitómetro y que te ayuda a dejar de fumar mientras navegas. Porque si estás aquí leyendo esto es porque navegas, que a mí no me engañas.

Cuando te lo instales se te verá un pequeño icono en la barra de estatus del navegador y te mostrará el dinero, cigarrillos y tiempo que te has ahorrado desde que dejaste de fumar cuando pases por encima de él con el ratón. ¿Qué os parece? Dejaros de las camisetas y el cenicero ese de Gran Hermano y instalaros el Quitomzilla.

No penséis que me llevo comisión, es que se lo vi a Sonia Blanco el otro día y me hizo gracia el invento… Casi me dieron ganas de fumar para poder probarlo ;P Es broma.

otra versión de los hechos

Monday, 13 de December de 2004

Había sangre por todas partes. Una muchacha semidesnuda, tapada únicamente por un minúsculo conjunto de encaje rojo, acuchillaba una y otra vez entre llantos el cuerpo sin vida de una anciana. En el otro lado de la habitación, un hombre de mediana edad trataba de vestirse a toda velocidad mientras intentaba calmar a la muchacha:

– Tranquila, mi niña… Todo se solucionará, pero, por favor, para de una vez.

Fuera de la pequeña casa había otro cadáver desde hacía ya casi una hora, el de un gran lobo gris que yacía inerte junto a un zurrón y una escopeta de cartuchos.

– ¿Qué voy a hacer, Dios mío? – repetía una y otra vez la muchacha – ¿Qué voy a hacer?

– No te preocupes, que tengo una idea… – Le contestó el hombre mientras se abrochaba el cinturón – Para de una vez y vete a duchar que te has puesto perdida de sangre.

La muchacha soltó el cuchillo de repente, miró aterrorizada al hombre y salió corriendo hacia el cuarto de baño.

Minutos más tarde el escenario del crimen había cambiado totalmente. El gran lobo gris estaba tumbado junto a la cama enfundado en un camisón desgarrado y con un gorro para dormir en la cabeza. El hombre terminaba de introducir a la anciana dentro del lobo. Y la muchacha, ya vestida y con el pelo todavía mojado, estaba acurrucada en una esquina sin mirar el extraño espectáculo mientras escuchaba atentamente las indicaciones de lo que tenía que explicar a la policía cuando le preguntaran por lo sucedido.

– Pero… – replicó la muchacha – ¿Quién se va a creer que un lobo se comió a mi abuela y que después se intentó hacer pasar por ella disfrazándose para comerme a mi también por sorpresa?

esquí de fondo… ¡uf!

Sunday, 12 de December de 2004

No sé si me volverán a engañar para que haga esquí de fondo… ¡Uf! Todavía me duelen las piernas cuando me pongo a pensar en ello, pese a que ya ha pasado casi una semana desde mi primera (y espero que última…) incursión en este deporte.

La semana pasada queríamos ir a esquiar, pero en Cerler no estaban todas las pistas abiertas por falta de nieve y nos supo mal pagar lo que se paga para bajar dos verdes y cuatro azules, así que, engañados por Isa y Ferrán, nos animamos a probar el esquí de fondo en los Llanos del Hospital (Benasque). Mucha gente que lo ha practicado me había contado las maravillas de este deporte: que si es muy sano, que si las increíbles vistas, el contacto con la naturaleza, … Y yo, como un tonto me lo creí, pero nada más lejos de la realidad.

El principio fue muy bueno, lo que provocó que me fuera ilusionando cada vez más con este deporte. El pase y el alquiler a mitad de precio, o más, que el esquí alpino. Además, las botas muchísimo más cómodas, ni punto de comparación con esas botas duras y con el empeine inclinado del esquí alpino. Total, que una maravilla.

Los problemas vinieron en la pista. Primero entiende cómo cojones narices se ponen los esquís ultrafinos esos, después ponte a caminar, remar o como lo quieras llamar. Que por llano muy bien, pero cuando se empieza a empinar las cosas cambian. Hicimos sin problemas una pequeña pista verde que hay detrás del hotel y nos fuimos, inconscientes de nosotros y envalentonados, a una azul. Ahí empezó el calvario… Principalmente por la falta de forma física y por la equipación. Allí todo el mundo iba con unas mallas y un forro polar, mientras que nosotros íbamos con el equipo completo: pantalón de esquiar, camiseta (o camisetas) de cuello vuelto y manga larga, forro polar, braga en el cuello, abrigo y gorro. Lo que provocó que me pusiera a sudar como un cerdo (no estoy exagerando) en la primera rampa. Cuando me empecé a quitar ropa las cosas mejoraron, pero vamos, no pasamos de tres horas por allí correteando.

Para mí, lo mejor, las bajadas… Te sales de los carriles por los que tienes que ir y bajas haciendo cuña. ¡Qué descanso! ^_^

¡Ah! Y lo del contacto con la naturaleza y vistas maravillosas: una leche… No estoy diciendo que los Llanos del Hospital no estén bien, que tienen unos paisajes de fábula, pero, la verdad, no pude saborearlos. A duras penas podía alzar la vista de la punta de mis esquís, como para ponerme a ver paisajitos… Me hubiera dado igual que a mi alrededor hubiera hormigón, que ni me habría dado cuenta. La próxima vez intentaré hacerlo con raquetas a ver si puedo disfrutar más de los paisajes.

ya he montado el belén

Saturday, 11 de December de 2004
el belén de playmobil
güeblog educación profesional fotos cine links varios
e-mail de juan carlos vidaller
Here are some common misspellings of my name (included to help search users): Juan Carlos Vidaller, Jaun Carlos Vidaller, Juan Carlos Vidaler, Juan Carlos Villader, Juan Calros Vidaller, Juan Calos Vidaller, Juan Carlos Vidalle, Juancarlos Vidaller, Juancar Vidaller, Canjuarlos Vidaller