la güeb de juan carlos vidaller
güeblog
educación
profesional
fotos
cine
links
varios
alataza

powered by Google

Archivo de November de 2004

la suerte

Tuesday, 30 de November de 2004

¡Y el 7! ¡Me había tocado, me había tocado! Tenía cinco décimos de lotería en mis manos premiados con casi cien millones de pesetas. No me lo podía creer, no podía respirar, estaba como flotando. Sin embargo, en esos momentos de júbilo me vino a la memoria el rostro de aquella anciana. Dejé de dar saltos de alegría y recordé el momento en que le ayudé a levantarse del suelo cuando aquel degenerado le arrolló con la bicicleta dejándola tirada en la cera. No se había hecho nada, incluso se agachó a recoger los décimos que ahora tengo en mis manos y que se me habían caído del bolsillo al levantarla. Me miró con esos ojos que parecían estar mirando en mi interior y me dijo que si creía seriamente que si me tocara la lotería sería la solución a todos mis problemas. ¿A qué venía esa pregunta? Por supuesto que lo creo, le contesté sin dudarlo arrebatándole de sus manos los décimos, y lo deseo más que cualquier otra cosa en el mundo. Su rostro se nubló, me dio un beso en la mejilla y desapareció entre la gente que estaba allí agolpada mirando. Fue un recuerdo fugaz que duró unos instantes, pero que evoqué una y otra vez durante la noche de la celebración. En aquel momento creí que aquella mujer me había dado la suerte para que me tocara la lotería por haberla ayudado.

Los meses posteriores a aquel sorteo fueron una locura… Fiestas continuas, banqueros peleándose por mi dinero, conocidos que ni me habían dirigido la palabra ahora me ofrecían negocios redondos, mujeres que se morían por mis huesos. Fueron días de excesos y de cambios. Dejé el trabajo y de malas maneras, mandando a tomar por el culo a todo el mundo; me compré un SLK, que jubiló al Clio que ya se caía a piezas; ya no me interesaba estar con aquel grupo de muertos de hambre con los que me relacionaba antes, ahora era un tío con pasta, me codeaba con gente importante; y dejé a mi mujer, bueno, me dejó ella cansada de repetirme que no entendía porqué había cambiado y de que le llegaran a sus oídos mi larga lista de infidelidades. Había pasado media vida con ella, seis años de novios y doce de casado, pero no me importó una mierda cuando caí en la cuenta de que hacía varias semanas que ella no aparecía por casa. De hecho, ni intenté recuperarla, mi ego me cegó y me hizo creer que ella sería la que se arrepentiría.

Pero pronto se girarían las tornas. Mis asesores me avisaron una y otra vez de que mi fortuna se estaba agotando. Los excesos habían hecho mella en ella y los negocios en los que me había enfrascado no estaban funcionando como me habían asegurado. Sin darme cuenta entré en un recorrido imparable hacia la ruina. Una cosa llevó a la otra y ahora me encuentro peor que cuando me había tocado la lotería: sin dinero, sin trabajo, sin amigos, sin hogar y sin mi mujer.

No sé si aquella anciana tuvo algo que ver con que me tocara la lotería, si leyó mi futuro o simplemente era un chiflada, pero no dejo de pensar en aquella pregunta una y otra vez… “¿Crees seriamente que si te tocara la lotería será la solución a todos tus problemas?”

no la saben utilizar…

Monday, 29 de November de 2004

La otra vez que fui a Madrid decidí abordar un tema que parecía tabú y que, aunque era evidente, nadie había tocado antes. Y es que nadie me negará que los de Madrid la tienen más pequeña.

Pues bien, tras mi reciente visita de la capital del reino, he vuelto con la firme intención de desvelaros más características de los Madrileños… No sólo la tienen más pequeña, lo peor de todo es que no la saben utilizar. Así que no les vale eso de “lo importante es saberla utilizar” o “pequeña, pero juguetona“.

Aquí en Barcelona tenemos lo que se llama billete integrado. ¿Y eso que es lo que es? Pues muy sencillo, con un único billete puedes utilizar todos los medios de transporte públicos, además puedes hacer hasta tres trasbordos. No como en Madrid donde cada medio de transporte es un mundo.

No hace tanto que lo tenemos aquí, pero lo tengo tan asumido que me chocó mucho cuando llegué a Madrid y vi que allí las cosas no funcionaban así.

El deber me reclama en Madrid

Monday, 22 de November de 2004

Ahora me cojo las maletas y me voy para los Madriles…

Como mínimo estaré hasta el miércoles, aunque cabe la posibilidad de que me quede hasta el viernes.

Ya os contaré… ^_^

La propiedad…

Sunday, 21 de November de 2004
“La propiedad es un robo”

Pintada en la estación de metro de Glorias L1 (Barcelona)

Ojala te coja una anorexia galopante…

Friday, 19 de November de 2004

No es que me guste desear males a nadie, pero lo que leí ayer en el 20 minutos me parece repugnante… No sé si os habréis enterado, pero la semana pasada salieron a la venta en H&M, cadena sueca de ropa royo Inditex, unos diseños exclusivos de un tal Karl Lagerfeld (que, para los incultos de moda como yo, es un prestigioso diseñador de Chanel) a precios asequibles. Me enteré del evento porque, yendo a trabajar, me encontré de buenas a primeras con una cola impresionante y cámaras de televisión frente a la tienda de H&M de Paseo de Gracia y como Sigela, la novia de mi hermano, trabajaba en uno me explicó amablemente toda la movida.

No os penséis que lo que me parece mal es que se venda ropa mega-ultra-pija a precios populares, lo que me ha repateado es el enfado que ha cogido el Lagerfeld este de los cojones porque los de H&M vendían sus diseños para la talla 44. Será hijo de la gran… ¿Cómo se puede ser tan…? O sea, que sus diseños no los pueden llevar personas normales, ¿no? Muy bien, hombre, me parece muy bien. El señor diseñador se rebaja a vender barato, pero es demasiado rebajarse que se venda una 44 de su fantauloso jersey, cuando una 44 tampoco es una talla tan, tan grande.

Lamentable, me parece lamentable.

La Dolça Herminia

Thursday, 18 de November de 2004

Bueno, bonito y barato… Características que cumple a rajatabla este restaurante que visito casi a diario desde hace unas semanas y que suelen brillar por su ausencia en la mayoría de los restaurantes especialistas en fritangas que nos vemos obligados a frecuentar los que, por desgracia, tenemos que comer fuera de casa. La Dolça Herminia, al igual que La Fonda, Les Quinze Nits, L’Hostal de Rita o L’Hostalet de la Mamasita, pertenece a una cadena de restaurantes que ofrecen unos menús exquisitos, en un local y con un servicio envidiables por la friolera de 7€.

Antes, que trabajaba en l’Illa de Diagonal, iba de vez en cuando a L’Hostalet de la Mamasita. Fue entonces cuando descubrí este tipo de restaurantes y me convencí de que aquella manera de trabajar era una buena fórmula. Son restaurantes que ofrecen carta y que por la noche no te defraudarían si invitas a alguien a cenar allí, pero que de 13 a 15 tienen un menú de dos o tres primeros, dos o tres segundos y dos o tres postres (sin abusar de patatas fritas y demás frituras) a un precio más que competitivo. ¿Por qué van a cerrar al mediodía pudiendo llenarlo? No es broma, las colas que se montan para poder entrar en estos restaurantes son de escándalo.

Quiero más restaurantes de este estilo en Barcelona, por favor…

¡Ya tengo acceso via POP a mi cuenta de GMail!

Tuesday, 16 de November de 2004

Los fundadores de Roma fueron Rómulo, Remo y… ¿Arnau?

Wednesday, 10 de November de 2004

elecciones

Tuesday, 2 de November de 2004

(ver: apariencias)

güeblog educación profesional fotos cine links varios
e-mail de juan carlos vidaller
Here are some common misspellings of my name (included to help search users): Juan Carlos Vidaller, Jaun Carlos Vidaller, Juan Carlos Vidaler, Juan Carlos Villader, Juan Calros Vidaller, Juan Calos Vidaller, Juan Carlos Vidalle, Juancarlos Vidaller, Juancar Vidaller, Canjuarlos Vidaller